Música para Aprender


Fabián Marquisio, músico y productor, editó junto a Estela Magnone el disco Villazul. Música para crecer, un trabajo que une lo musical con lo terapéutico para ayudar en sus tareas diarias a niños con trastornos del espectro autista (TEA), síndrome de Down o dificultades de aprendizaje. El disco es un compilado de canciones que hablan de ir al baño, cepillarse los dientes, desayunar, ir a la escuela, dar besos y abrazos o controlar las rabietas.

La idea surgió de la necesidad de Fabián como padre de Antonio, quien fue diagnosticado con TEA cuando tenía dos años y medio. Hoy Antonio tiene seis años, y sus padres logran que realice con entusiasmo distintas tareas cotidianas con la ayuda de la música.


Fabián se dio cuenta de que su hijo aprendía más fácil una acción o una actividad si le cantaban una canción que hiciera referencia a lo que tenía que hacer, como por ejemplo las conocidas “A guardar, a guardar” o “Al agua pato”. De esta manera comenzó a buscar en Internet canciones compuestas por terapeutas o especialistas que pudiera usar con su hijo, pero no encontró casi nada.


Una villa azul

El proyecto se llama Villazul porque el color azul se ha transformado en el símbolo del autismo, y “villa” porque los creadores imaginaron un pueblo donde cada personaje del lugar realiza una actividad como bañarse, irse a la cama, comer, jugar u ordenar. Actualmente el proyecto sigue en marcha y se están produciendo videos cortos sobre cada canción porque para los niños es muy importante apoyar el sonido con lo visual.


También para padres

El resultado es un disco con 26 canciones que incluye diferentes ritmos como el blues, la bossa nova, el candombe y la murga. Los temas también están pensados para que los padres disfruten de la música y se los aprendan, para así integrarlas a la rutina cotidiana del niño sin necesidad de poner el CD cada vez que el niño va al baño o a tomar la leche.


Si bien fue pensado específicamente para niños con diferentes problemas de aprendizaje, el disco puede ser utilizado por cualquier niño, padre, maestro o terapeuta.


El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Social, el Ministerio de Educación y Cultura, Políticas Diferenciales de la Intendencia de Maldonado y Presidencia de la República, así como diversas organizaciones como la Federación Autismo Uruguay, Encuentro TEA, Asociación Asperger del Uruguay y Asociación Prader Willi, entre otras.


Fuente: (Uruguay Educa, 04/02/2015)

#música

Posts Destacados
Posts Recientes